Sociedad

11 de junio de 2017 20:33

Cabildo en Camiri ratifica medidas de presión y da plazo de 24 horas para la renuncia del alcalde

La consulta ciudadana se realizó en un ambiente de mucha tensión acrecentada por un apagón de luces, y preocupación por la seguridad de la población toda vez que por la mañana la máxima dirigente del Comité Cívico, Mariselva Peña, se declaró en la clandestinidad.

camiri penumbras Cabildo ciudadano culminó casi en penumbras. Foto: El Chaqueñito

La Paz, 11 de junio (ANF).- Un cabildo determinó continuar con las medidas de presión en Camiri hasta conseguir la renuncia del alcalde Franz Valdez y exigió el retiro de las fuerzas policiales que en la víspera intervinieron para despejar los bloqueos.

Determinó la "toma pacífica del edificio municipal hasta lograr la renuncia del Alcalde y de los concejales" en un plazo no mayor a 24 horas, para viabilizar la convocatoria a nuevas elecciones para autoridades locales.

Demandó el respeto a los derechos y garantías constitucionales de los camireños y otorgó un plazo de cinco horas para que "los pólicías antomotines abandonen Carimi, retornen a la ciudad de Santa Cruz y devuelvan todo lo que sustrajeron a los detenidos".

Enla mañana de este domingo, luego de los enfrentamientos de la víspera entre pobladores y efectivos policiales, el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, convocó al Comité Cívico, la Alcaldía y al Concejo Municipal a sentarse a dialogar para buscar una solución al conflicto iniciado hace 20 días.

Sin embargo, condicionó el diálogo a retirar la demanda de renuncia del alcalde “en el entendido de que no se puede negociar o no se puede dialogar en torno a una petición de renuncia, porque no tiene asidero legal", según reporta la Agencia Bolivia de Noticias (ABI).

Quiroga, se ofreció como mediador y anunció que podía escuchar solicitudes de proyectos y de obras pendientes, así como canalizar este tipo de demandas “aun cuando no hubo respuesta y no fueron al diálogo en dos oportunidades”, puntualiza la agencia gubernamental de noticas.

En la víspera fracasó un intento de mediación planteado por representantes de la Iglesia Católica y la tensión se apoderó de Camiri luego que un contingente policial decidió desbloquear la vía internacional que conecta Yacuiba con Santa Cruz.

Según denunciaron dirigentes cívicos la acción policial se desplegó por toda la ciudad e incluyó el allanamiento a domicilios provocando la respuesta de la población que se armó con palos y piedras y culminó con la detención de al menos 30 manifestantes según una nómina distribuida por la dirigencia cívica.

El viceministro Quiroga declaró que el contingente policial tenía la única finalidad de habilitar la vía internacional y aseguró que “se ha hecho un uso racional de lo que es la fuerza, casi nada de lo que es agentes químicos para el desbloqueo, consolidando la carretera hasta llegar a Boyuibe".

Desmintió las denuncias de la dirigencia cívica y aseguró que en el camino estaban plantadas bombas molotov y "se decidió no ingresar al pueblo, sino, consolidar el desbloqueo de la carretera internacional, se ha logrado con éxito y en ese momento no hubo heridos, ni de parte civil ni de parte policial”.

A través de las redes sociales, el portal de noticias El Chaqueñito informó que el cabildo rechazó la acción policial y denunció que los efectivos del orden ingresaron violentamente a domicilios privados e irrumpieron en reuniones familiares y velorios.

Reportó que la consulta ciudadana se realizó en un ambiente de mucha tensión acrecentada por un apagón de luces, y preocupación por la seguridad de la población toda vez que por la mañana la máxima dirigente del Comité Cívico, Mariselva Peña, se declaró en la clandestinidad y pidió continuar con las medidas de presión hasta conseguir la renuncia del alcalde sobre quien pesan denuncias de corrupción.

/ZAB/



Noticias relacionadas: