Sociedad

9 de mayo de 2017 15:11

Pedro Rivero denuncia graves hechos de violación de derechos en su acto de reconocimiento

Rivero observó temas como la retardación de justicia que genera una violación de derechos humanos reconocidos en la Constitución Política del Estado (CPE).

rivero 2 Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto y le director de El Deber, Pedro Rivero . Foto: Defensoría del Pueblo

La Paz, 9 de mayo (ANF).- “Durante la visita del Papa Francisco al país en julio de 2015, un niño de siete años de edad, llamado Milan, le hizo un llamado especial en una conmovedora carta escrita por él, que intercediera ante Dios por su padre Zvonko Matkovic Ribera, preso desde que él era un bebé en la tenebrosa cárcel de Palmasola”, con esas palabras el director de El Deber, Pedro Rivero, inició su discurso en medio de la entrega de una distinción que le hizo la Defensoría del Pueblo en La Paz.  

Rivero recibió de manos del Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, la distinción “Ana María Romero de Campero”, por su trabajo en la defensa de la libertad de prensa y los derechos humanos, pero en el acto Rivero manifestó que en el país hay problemas relacionados a la retardación de justicia.

“Este (reconocimiento) que acabo de recibir es una distinción que me honra y me estimula en la lucha indeclinable por los valores y principios, que como legado precioso, recibí de mi padre Pedro Rivero Mercado, y de la siempre recordada y admirada Ana María Romero de Campero”, sostuvo.

En el acto, Rivero observó temas como la retardación de justicia que genera una violación a los derechos humanos reconocidos en la Constitución Política del Estado (CPE).

“Zvonko lleva ocho años privado de libertad acusado por un supuesto caso de terrorismo, su prolongado encierro le costó además la ruptura definitiva de su vínculo matrimonial”, mencionó.

Rivero agregó que junto a él comparten y sufren el rigor y la incertidumbre de un cautiverio difamante dos exdirigentes del futbol nacional, los cruceños Carlos Chávez Landívar y Luis Alberto Lozada Añez, ambos en calidad de “deposito”.

Comentó y dijo que cita esos casos por conocerlos de cerca, sin embargo recordó que es la situación de un 80% de los presos que son víctimas de retardación de justicia en el país.

“80% de ciudadanos que por diferentes motivos guardan prisión preventiva en condiciones infrahumanas en las cárceles bolivianas, convertidas en bombas de tiempo y en antros, donde son violentados los más elementales derechos humanos”, dijo y criticó que esas violaciones se vivan en un país donde las autoridades consideran que ya no es necesaria la presencia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Rivero renunció hace poco a la vicepresidencia regional de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) Bolivia por “el trato inadmisible” que recibió la denuncia referida al caso de los periodistas bolivianos que fueron maltratados, humillados e impedidos de realizar su trabajo en Chile.

“Por tanto, el Defensor del Pueblo en uso de sus atribuciones legales, resuelve, primero otorgar un reconocimiento al señor Pedro Rivero Jordán por su encomiable labor mencionada, al generar conciencia y sensibilización de promoción de los derechos humanos y en libertad de prensa”, mencionaron desde la Defensoría a tiempo de entregar el reconocimiento.

/MAMP/FC/

Suscríbase
Si desea recibir y tener acceso a la más completa información de Bolivia, debe suscribirse a uno de los planes que le presentamos a continuación.

Ver planes de suscripción

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias