27.09

Sociedad

16 de febrero de 2017 22:00

Conflicto en Achacachi deja cuatro periodistas heridos

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) condenaron las acciones violentas y exigieron garantías para ejercer la labor periodística.

HUANCA El periodista Edwin Huanca junto a la Ministra de Comunicación. Foto:ABI

La Paz, 16 de enero (ANF).- En el violento enfrentamiento entre comunarios y vecinos que se registró en el municipio de Achacachi, cuatro periodistas que cubrían el hecho fueron agredidos y en algunos casos sufrieron el robo de sus herramientas de trabajo. La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) condenaron las acciones violentas y pidieron respeto a la labor periodística.

Edwin Huanca, periodista de la radio Jacha Omasuyo de Achacachi, relató el tenso momento que vivió cuando su medio fue rodeado por personas con petardos que intentaban “saquear”. Contó que logró escapar junto a otro compañero de trabajo, pero sus equipos fueron destrozados.

“Cuando miré hacía la ventana ya había un grupo de gente con petardos y no podía salir. Lo único que hemos hecho es asegurar las puertas y la cabina de radio con doble candado (…). Hemos agarrado una motocicleta y hemos huimos a toda velocidad (…). En minutos han acabado con todo. Me contaron que habían quemado todo los equipos, ellos estaban armados con combos y otras herramientas, listos para entrar a la radio”, dijo.

La ministra de Comunicación, Gisela López, lamentó el hecho y se solidarizó con Huanca.

La periodista Ana Apaza y el fotógrafo Álvaro Valero, ambos de Página Siete, recibieron patadas y fueron golpeados con palos mientras hacían la cobertura del conflicto.

El lío se originó porque presuntamente el alcalde de Achacachi, Édgar Ramos, se negó a brindar la rendición de cuentas de la gestión 2016, lo que derivó en la quema de dos vehículos y dos viviendas. Además de saqueos a negocios por parte de comunarios de Warisata.

Otra víctima fue el fotógrafo de la agencia APG, Javier Mamani, que tuvo que ser internado por la gravedad de sus heridas por los golpes recibidos. Además sufrió el robo de su teléfono celular y equipos digitales valuados en 3.000 dólares.

La ANP y APLP solicitaron garantías a la Policía para que los periodistas ejerzan su función sin temor a ser agredidos.

/MLA/FC/


ANF movil

Noticias relacionadas: