Sociedad

18 de mayo de 2017 18:55

CEDIB deja edificio de la UMSS y Notaría certifica buen estado de oficinas tras 23 años de uso

El director del CEDIB, Marco Antonio Gandarillas, informó que el fondo documental queda archivado hasta nuevo aviso, mientras que las actividades referidas a la investigación y generación de debate público sobre temas de alto interés continuarán.

Entrega de ambientes del CEDIB. Foto: ANF

Cochabamba, 18 de mayo (ANF).- La notaria de Fe Pública número 40 de la ciudad de Cochabamba, María Zabalaga, llegó cerca de las 9.00 horas a las oficinas universitarias de la calle Calama 255 -que ocupó el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB) por 23 años- con el propósito de inventariar el estado de situación de las instalaciones que deja, tras varias semanas de presión ejercidas desde el rectorado de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

Después de la presentación formal, el director ejecutivo del CEDIB, Marco Gandarillas, guió a la funcionaria pública por pasillos y gradas para verificar el estado de los diferentes ambientes que ocupó esta institución de investigación y de defensa de los derechos humanos por más de dos décadas. Ella, con carpeta en mano, apuntó datos, sacó fotografías tanto de las oficinas de la planta baja como del primer piso.

“Están en buen estado las oficinas, me impresiona que estén en tan buen estado las instalaciones que son tan antiguas (…). Se nota que había un buen mantenimiento, imagínese, fueron 23 años y el estado está re-bien. La humedad de la madera también me impresiona mucho”, dijo la Notaria a ANF tras cumplir su tarea.

Sin embargo dejó en claro que la entrega de las llaves por parte del CEDIB al rector de la UMSS, Juan Ríos, debe realizarse en coordinación entre partes.

Previo al acto público, Gandarillas denunció que en las últimas horas el CEDIB fue objeto de nuevas presiones por personal enviado por el rectorado de la UMSS.

“Desde la puerta todo esto es un ambiente controlado por la universidad. Todo lo que dice el inventario hecho por la señora notaria en presencia de testigos como la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, constará para nuestro descargo, para evitar esas difamaciones que estaba haciendo ya a primera hora el señor Juan Ríos, quien ha dicho que hemos destrozado el baño, enseguida les mostraremos el baño”, aseveró.

Gandarillas señaló que el CEDIB en consecuencia con su actuación decidió que sea una Notaría de Fe Pública la que certifique el buen estado del edificio.

“Queremos certificar el buen estado en el que se encuentra este edificio patrimonial a diferencia y en contraste con el edificio del frente que ocupa la UMSS en estas mismas instalaciones”, manifestó.

El investigador y director del CEDIB dijo que esta institución fue víctima durante los últimos meses de constantes agresiones y una campaña de hostigamiento encabezada por los abogados de la UMSS, Irving Avendaño y Magdalena Fernández, quienes a pesar de llamados de organismos internacionales de defensa de derechos humanos como Amnistía Internacional de hacer una acción urgente de defensa y de cese a las persecuciones, estas continuaron.

Ante el daño provocado al fondo documental del CEDIB declarado Patrimonio Documental de Cochabamba, que tuvo que ser trasladado bajo presión, Gandarillas informó que este servicio que era subvencionado no podrá estar a disposición de al menos 10 mil personas que acudían anualmente para hacer consultas, trabajar tesis e investigaciones.

“Por otro lado el CEDIB, institución que realiza investigación, actividades de debate público, de apoyo a movimientos sociales, ambientales, ese CEDIB tendrá oficinas en la ciudad de Cochabamba, de hecho esas actividades continúan, siguen los eventos, incluso esta semana sigue en plena actividad y ese CEDIB seguirá en funcionamiento y tendrá una base por el momento y en los próximos meses en la ciudad de Cochabamba”, indicó.

Lamentó que el Defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox, y el Defensor del Pueblo nacional, David Tezanos, no hicieron nada a pesar de las notas enviadas no solo por el CEDIB, sino también de instituciones internacionales, apelando a la labor que deben desarrollar en defensa de los derechos humanos.

“Nos dejaron en la más absoluta indefensión, hemos sido agredidos por funcionarios públicos, el Defensor nos ha dejado a merced de cualquier tipo de abuso”, afirmó.

También criticó la pasividad de la Alcaldía de Cochabamba y la Gobernación departamental, que ni siquiera consideraron el hecho de que el CEDIB es un Patrimonio Documental, para haber ofrecido instalaciones para albergar uno de los más importantes fondos documentales del país.

UMSS alista acciones legales

Alfredo Sarmiento, jefe del Departamento de Servicio Social de la UMSS, aseguró que la asesoría legal de la universidad realizará las acciones correspondientes porque las rejas de la puerta principal habrían sido sacadas.

“Lamentablemente hemos visto que esta madrugada se lo han sacado las rejas, se lo han llevado algunos lavamanos, se han llevado algunas canaletas y otras cosas, se hizo un comodato hace muchos años y se debía haber dejado todo eso para la institución sin embargo se lo están llevado”, dijo.

Sin embargo al ser consultado si se verificó que no hay lavamanos y canaletas, dijo que fue una denuncia de algunos funcionarios. “Asesoría legal va a tomar las acciones que toquen, una vez que verifiquen para iniciar los procesos que correspondan”, dijo.

Consultado si en los ambientes que desalojó el CEDIB se enseñará chino mandarín, respondió que será una de las actividades.

/JMC/FC/


Noticias relacionadas: