27.09

Seguridad

31 de enero de 2017 10:04

Hay orden de captura para el general de la FAB que autorizó funcionamiento de LaMia

Se trata del general de la FAB, Virgilio Pereyra, quien fungió como director de la DGAC y, según el libro autobiográfico del presidente Evo Morales, éste se hizo su amigo durante dos confinamientos en la década del 90.

laMia Este es el certificado firmado por Pereyra y que permitió a LaMia operar dentro y fuera del país.


La Paz, 31 de enero (ANF).-  Las autoridades bolivianas emitieron órdenes de captura nacional e internacional en contra del general de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Edgar Virgilio Pereyra, exdirector de Aeronáutica Civil que autorizó el funcionamiento de la aerolínea LaMia dentro y fuera del país y que, según datos del libro autobiográfico del presidente Evo Morales, se hizo su amigo durante dos confinamientos en la década del 90.

Los datos sobre la orden de captura están contenidos en un informe de la Unidad Anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc),  al que accedió el diario El Deber.

El informe policial señala: “Por otro lado se tiene similar información con relación a los otros dos ciudadanos Edgar Virgilio Pereyra Quiroga y Marco Antonio Rocha Venegas (socio de LaMia), quienes a sabiendas de la responsabilidad de sus actos en el hecho lamentable, se tiene conocimiento de la salida del país de los nombrados y estarían escondidos en algún país de Sudamérica, Centroamérica o Europa desconociéndose su paradero, lo cual ha motivado su búsqueda con las órdenes de aprehensión y su captura internacional”.

Pereyra fue nombrado como director general de la DGAC el 7 de julio de 2015. Tres semanas después, el 31 de julio, autorizó las actividades de LaMia, cuyo único avión operable se estrelló en Medellín, Colombia, en noviembre del año pasado, provocando la muerte de 71 personas.

Morales relata en su libro “Mi vida, de Orinoca al Palacio de Gobierno”, en 1995 en el marco de uno de sus confinamientos, conoció a “un coronel de apellido Pereyra, llegó a ser general. Era de la población de San Benito en la provincia Punata en el departamento de Cochabamba. Cuando me vio, me abrazó, me regaló pastillas y se hizo tomar algunas fotografías conmigo. El trato de los militares era muy diferente al de los policías, que eran generalmente muy soberbios y abusivos”.

En un segundo confinamiento, también sucedido en 1995 durante el primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, Morales volvió a encontrarse con Pereira.

 “Me confinaron hasta la localidad de San Joaquín, también en el departamento del Beni. Ahí lo conocí bien al coronel Pereyra, muy solidario, él que me regaló en mi primer confinamiento una bolsa de dulces. Con él hemos conversado en quechua y nos hemos hecho buenos amigos”, añade el Mandatario en el texto (página 233).

“Este comandante (Pereyra) me sacaba de la tropa y me llevaba a comer con los oficiales, hasta me hacía ver televisión. Todas las tardes jugábamos con los soldados, con los oficiales”, cuenta el Mandatario.

La investigación del caso LaMia tiene hasta ahora cinco procesados, tres de los cuales están detenidos en los penales de Santa Cruz y La Paz.

Pereyra Quiroga y Rocha Venegas son denunciados por los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias, desastre en medios de transporte, homicidio culposo, lesiones gravísimas y culposas. 

/MVV/


ANF movil

Noticias relacionadas: