Friso 1080 x 90 Acceso a clientes
movil 1

La Paz

3 de enero de 2017 18:24

Tras derrumbe, vecinos de Agua de la Vida están incomunicados y Revilla anuncia un viaducto

Son 11 familias damnificadas y tres viviendas serán demolidas para evitar riesgos mayores. Los vecinos están incomunicados porque la vía principal está cerrada por las obras de estabilización.

AGUA DE LA VIDA Técnicos de la Alcaldía trabajan en la zona Agua de la Vida. Foto: ANF

La Paz, 3 de enero (ANF).- Después de que se produjera un movimiento de tierra, el sábado 31 de diciembre, en la zona Agua de la Vida, los vecinos de Alto San Juan Miraflores y Lazareto se encuentran incomunicados porque la única vía de acceso para el transporte está cerrada por los trabajos de estabilización que encara la comuna. El desplome de una parte del muro de contención por filtraciones de agua afectó a cinco viviendas y 11 familias resultaron damnificadas.

“Todos estamos incomunicados. Muchos vecinos no tenemos gas a domicilio y ahora no tenemos acceso al gas ni al carro basurero porque ya no pueden subir, en las tiendas ya no hay pan por ese problema. La única vía  principal que tenemos es  (la calle) Julián Apaza, pero está inhabilitada y ni siquiera el transporte pueda llegar a sus rutas. Todo es consecuencia de la Alcaldía y de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) por no escucharnos”, afirmó, la vecina Lucía Vásquez.

El presidente de la zona Alto San Juan Miraflores, José Luis Romay, lamentó que no se priorice la habilitación de una nueva calle, ya que que hace 10 años esa zona tenía otra vía de acceso que era la avenida Pedro Tarifa, pero fue obstruida porque se construyó una unidad educativa. Les prometieron habilitar una salida alterna y hasta la fecha no se cumplió.

“Estamos bastante preocupado; uno por las filtraciones de agua que hay en toda la zona y ahora nos vemos perjudicados porque nos han cerrado la calle principal. Antes teníamos otra salida que era la calle Pedro Tarifa y ahora se ha convertido en un mini espacio. La otra es por la Guatemala, pero es muy pendiente y ya las personas de la tercera han sufrido accidentes”, dijo.

Piden que se habiliten una vía de acceso

La mayoría de los vecinos consultados por ANF coinciden en que la Alcaldía debe habilitar una vía, aunque de forma provisional, y la más idónea, según los habitantes, es cerca de la avenida Pedro Tarifa para lo cual, primero debe construirse gaviones para garantizar la transitabilidad de los vehículos.

“Estamos sufriendo. Tenemos que cargar en aguayos la garrafa, las personas de la tercera edad que están enfermos son los que más padecen porque no pueden caminar, incluso hay algunos que tienen discapacidad. Estamos realmente preocupados porque los trabajos de estabilización van a durar al menos tres meses. Ojalá el alcalde Luis Revilla haga algo, a veces sólo vienen a prometer y se olvidan”, dijo Lidia Vargas, vecina del lugar.

Revilla hizo una inspección en Agua de la Vida

El alcalde Luis Revilla encabezó, este martes, una inspección para verificar el avance de los trabajos de estabilización en la calle Julián Apaza tras el movimiento de tierra que causó la saturación de los suelos y rotura de tuberías del sistema de alcantarillado. La autoridad evidenció el grado de afectación que sufrieron cinco viviendas y otras dos, cuyas propietarias recibieron notificaciones de evacuación preventiva.

“Nuestro personal está trabajando día y noche para estabilizar y evitar que haya una dificultad mayor. El sistema alcantarillado (antiguo) era de concreto y el nuevo funcionaba encima. Los antiguos han seguido filtrando, filtrando durante muchos años y eso ha producido la dificultad para los vecinos, indicó.

Respecto a la inaccesibilidad de la vía, Revilla señaló que de forma provisional se habilitará entre dos a tres días una vía alterna en cercanías de la avenida Pedro Tarifa para que se restablezca el servicio de transporte público. Anunció la realización de un viaducto para mejorar la entrada de vehículos en el sector.

“Vamos hacer una habilitación de vía durante estos días porque hemos visto que no hay manera de llegar y los vecinos están privados de los servicios básico. En unos meses vamos habilitar la calle (Julián Apaza) que se va a convertir en un viaducto”, sostuvo.

Damnificados no tienen a dónde ir

Una de las damnificadas por el desplome del muro de contención, Rufina de Vargas de 72 años, relató que hace más de 46 años vive en el sitio y jamás pasó una emergencia similar, hasta que en 2011 se erigió un muro de contención que provocó filtraciones de agua y humedad en las viviendas de la parte baja y que ahora tres de las cinco afectadas serán demolidas.

La mujer dijo que cuando se produjo el movimiento de tierra el sábado, una parte de la carga cayó al techo y fue escaparon sin poder recuperar las pertenencias de su familia, que sumado sus hijos, yernas y nietos hacen un total de 15 integrantes. Ahora se alojan en la casa de una vecina de la parte alta.

“Desde el sábado hemos abandonado nuestra casa y los de la Alcaldía nos han dicho ‘vayan dónde su familia, deben tener algún lugar’. Ahora estamos alojados donde una vecina y somos 15 personas. En 46 años que he vivido nunca ha pasado esto, pero desde que han puesto ese muro hay filtraciones. ¿Dónde me voy a ir?, tengo que volver nomás  a mi casa aunque sea de palos me voy a volver a construir porque me han dicho que lo van a demoler y no he sacado nada”, expresó.




/MLA/FC/



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias