Iglesia

11 de junio de 2017 16:26

Iglesia convoca a reunión de obispos, políticos y gobernantes de Latinoamérica

Los obispos latinoamericanos mediante un comunicado recordaron que el Papa Francisco señaló que “no cabe el adagio de la Ilustración, según el cual la Iglesia no debe meterse en política”.

iglesia Obispos latinoamericanos

La Paz, 11 de junio (ANF).- Obispos latinoamericanos alistan un inédito encuentro con políticos y gobernantes de la región, donde participarán exponentes de diversos partidos, oficialistas y de oposición, que tendrá lugar del 1 al 3 de diciembre en Bogotá Colombia.

Con la premisa de que “la Iglesia debe meterse en la gran política” por primera vez el Consejo Episcopal Latinoamericano convoca a esta inédita reunión que se desarrollará en la sede del Consejo Episcopal Latinoamericano que oficiará de organizador  junto con la Pontificia Comisión para América Latina del Vaticano (CAL). 

Mediante un comunicado, los obispos latinoamericanos recordaron que el Papa Francisco señaló que “no cabe el adagio de la Ilustración, según el cual la Iglesia no debe meterse en política”,  y las de Pablo VI, quien manifestaba que “la política es una de las formas más altas de la caridad”. 

“Queremos propiciar una mesa de diálogo, no vamos a tener conferencias sino espacios de reflexión que nos permitan abrir caminos para lograr que nuestros pueblos vivan más en paz, que se busque el bien común, el desarrollo, la igualdad y que los gobiernos sean más justos”, explicó Juan Espinoza, secretario general del Centro Bíblico Teológico Pastoral para América Latina y el Caribe (Celam) y obispo auxiliar de Morelia, en México.

La idea surgió durante la asamblea plenaria de la CAL en marzo de 2016, entonces el cardenal José Luis Lacunza Maestrojuán, obispo de Ciudad David, Panamá y presidente del Comité Económico del Celam reconoció como paradójico que en América, un continente mayoritariamente católico, exista una “dicotomía” entre la fe y la vida pública. Una especie de “doble vida” entre la creencia de la mayoría del pueblo y las estructuras políticas, económicas e, incluso, en el seno de las familias. 

Ahora, los obispos latinoamericanos quieren dar un paso en una dirección distinta dijo Espinoza y añadió que  “No es que la Iglesia quiera unificar un partido, sino que desea impulsar la conciencia de los católicos que deben vivir la fe en los lugares donde están, en este caso los políticos que sean testimonios de fe al defender los derechos de todos”.
 
/MAMP/ZAB/


Noticias relacionadas: