AND

11 de abril de 2017 17:35

Niños con necesidades educativas especiales ya cuentan con 23 aulas digitales

En el Día del Niño, menores de Caranavi en La Paz, Caracollo en Oruro y Bermejo en Tarija serán los nuevos beneficiarios de este proyecto de Inclusión Digital.

Aula Digital Tigo Foto: Tigo

La Paz, 11 de abril (Agencia de Noticias del Desarrollo, AND).- Aulas Digitales Tigo de Apoyo Motriz es el proyecto de Responsabilidad Corporativa que ha  permitido a Tigo llegar hasta ahora a 23 aulas completamente equipadas para llevar inclusión digital para niños, adolescentes y jóvenes con necesidades educativas especiales.

Estas aulas están instaladas en las nueve ciudades capitales de Bolivia y en diferentes localidades rurales.

En alianza con Centros de Educación Especial, Tigo Bolivia genera estos espacios donde maestros, fisioterapeutas y psicopedagogos apoyan su trabajo de estimulación y educación para niños con discapacidad, “con el firme objetivo de integrarlos de manera activa a la educación regular”.

“Iniciamos este 2017 con la expansión del proyecto a zonas rurales de Bolivia, para seguir beneficiando a sectores vulnerables de la población”, explica Pamela Moreno, Coordinadora de Responsabilidad Corporativa de la telefónica.

Los Centros Especiales de Caranavi en La Paz; Caracollo en Oruro; y, Bermejo en Tarija, son los nuevos beneficiarios de Aulas equipadas con Tablet´s,  Xbox ´s One con Kinect y Tv Plasmas, creando un mundo de nuevas posibilidades en el desarrollo de habilidades motrices, cognitivas, sociales y del leguaje de escolares con discapacidad.

En estos tres Centros de Educación Especial se alberga a un número promedio de 100 menores escolarizados con necesidades educativas especiales tales como problemas de aprendizaje, autismo, trastornos auditivos y del lenguaje, síndrome de Down y parálisis cerebral, entre otros.

El proyecto aporta también con conectividad de internet Wi-Fi para el aula, asegurando el año completo acceso a distintas aplicaciones y juegos específicamente adaptados a necesidades educativas especiales.

Esta iniciativa promueve el derecho a los beneficios digitales para personas con capacidades y habilidades diferentes.

“En Tigo Bolivia ponemos  la tecnología al servicio de este sector y ya son más de 3.000 escolares con capacidades diferentes, disfrutando de la tecnología en su formación”, concluye Moreno

El proyecto tiene tres etapas en las que se trabajará la experiencia digital, la aplicación de juegos interactivos y finalmente se evaluarán los resultados en el aprendizaje y la terapia de cada usuario.

/Agencia de Noticias del Desarrollo/


Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias